domingo, 24 de septiembre de 2017

LA INFALIBILIDAD, LA UNIDAD Y LA ANTIGÜEDAD DE LA SINAGOGA Y DE LA IGLESIA






Es necesario, por tanto, estar atentos a no emplear en sentido estrictamente teológico los términos “Iglesia conciliar” e “Iglesia tradicional”, considerando que la Iglesia jerárquica y romana haya dejado de existir con el Vaticano II y que la verdadera Iglesia de Cristo subsista sólo en los Pastores y en los fieles vinculados a la Tradición.

La infalibilidad, la unidad y la antigüedad de la Sinagoga y de la Iglesia (II)


Fuente : SÍ SÍ NO NO vía Adelante la Fe


La Tradición católica y la Tradición gnóstico-judía pervertida (o Cábala)

 – Julio Meinvielle

Desaparecido en 1973, el argentino don Julio Meinvielle retoma y profundiza, estudiando la Cábala judía, la tesis sostenida en la Contrarreforma por Pighius a la luz de la Sagrada Escritura y de la Tradición, sosteniendo que Dios, mediante la Revelación, transmitió a la humanidad, desde el primer hombre, la Verdad sobre los misterios de su vida íntima (cfr. S. Th., II-II, q. 2, a. 7). Sin embargo, la Revelación oral primordial comunicada por Dios a Adán fue deformada y falsificada por la rebelión y la malicia del hombre: «Desgraciadamente, por la Tradición oral judía (…), bajo la instigación del espíritu del mal, tuvo origen una Tradición espuria, la gnóstico-cabalista (…). Se parte de un “dios” indeterminado… que contiene en sí a los contrarios (…mal y bien…) que se convierte en mundo y hombre. El hombre, en la concepción gnóstico-cabalista, sería el culmen del proceso de emanación del universo» (J. Meinvielle, Infusso dello gnosticismo ebraico in ambiente cristiano, Sacra Fraternitas Aurigarum, Roma, 1988, p. 14 [original: De la Cábala al progresismo, Ed. Calchaquí, Salta, 1970, ndt]).

Para la Tradición verdadera, la Tradición católica, el hombre, con un acto de Fe o de firme asentimiento del intelecto a la enseñanza de Dios, puede conocer los misterios que Dios ha querido revelar, mientras que para la falsa Tradición gnóstico-cabalista el hombre no se conforma y no se ajusta a la realidad sino que la elabora y la construye, mediante un sistema subjetivo y fantasioso, en el que el mundo y “dios” son la misma cosa (Panteísmo).

Julio Meinvielle explica así la perversión de la primitiva Tradición (Cábala) judía: «La esclavitud del pueblo elegido en Egipto (1300 a. C.) y la esclavitud en Babilonia (alrededor del 586 a. C.) provocaron, en el seno de Israel, una inmensa perturbación, y la Tradición cabalista ortodoxa terminó cayendo en el olvido. Más tarde, cuando se cumplieron los tiempos, la culpabilidad de los doctores de la Sinagoga consistió… en el celoso cuidado que tuvieron… de esconder al pueblo la llave de la ciencia o la exposición tradicional de los Libros sagrados, por medio de la cual Israel habría reconocido al Mesías. Hacia los últimos tiempos de Jerusalén (150-100 a. C.), el culto fue invadido… por el Fariseísmo. La atención de los doctores se dirigió, por tanto, a la teología talmúdica. La Tradición talmúdica, entonces… desnaturalizada en su parte esencial, recibió la impura mezcla de las fantasías rabínicas…» (J. Meinvielle, op. cit., Roma, 1988, pp. 21-22).

Según la Tradición católica, Adán recibe la Revelación de los Misterios divinos de Dios mismo, como afirma Santo Tomás: «… Al principio, Dios hablaba con los primeros hombres del mismo modo con el que habla con los ángeles…» (S. Th., II-II, q. 2, a. 7).

Por ello, antes del Pecado Original, Adán tuvo conocimiento explícito de la Encarnación del Verbo y de la Santísima Trinidad (cfr. S. Th., II-II, q. 2, a. 7) y con él comienza la verdadera Tradición, que propone al hombre las verdades naturales y sobrenaturales necesarias a la salvación.

Esta Tradición fue comunicada al hombre en tres diferentes “economías”: 1ª) Tradición primordial (Adán); 2ª) Tradición oral escrita o Ley mosaica (1280 a. C.); 3ª) Tradición evangélica o Ley Nueva.

Por ello, el pueblo elegido, antes aún de la Ley escrita de Moisés (1280 a. C.), poseía una Tradición primordial oral (Cábala ortodoxa), que fue después confiada a un cuerpo especial de 70 doctores, puestos bajo la autoridad suprema de Moisés y de sus sucesores (los Sumos Sacerdotes).

– Paul Drach

A las tres economías de la Tradición católica corresponden tres “contra-economías”: a) la Cábala primera o luciferina y la Cábala primordial o adamítica post peccatum; b) la Cábala oral farisea (175 a. C.); c) la tradición escrito anti-mosaico-cristiana (Talmud, siglos III-V d. C.). En el siglo XIX, un ex-rabino convertido, Paul Louis Bertrand Drach, profundizó de manera admirable la cuestión de las relaciones entre la Iglesia de Cristo y la Sinagoga del Antiguo Testamento a la luz de la Cábala.

Según Drach, la Cábala todavía no pervertida de la antigua Sinagoga mosaica, no repudiada por Dios [hasta el Jueves Santo], trataba de la naturaleza de Dios, de sus atributos, «de la Encarnación y de la Trinidad; esto está probado… también por muchos Rabinos que se convirtieron al cristianismo leyendo la Cábala [verdadera]. (…) Esta es la Cábala antigua y verdadera, que distinguimos… de la Cábala moderna, falsa, condenable y condenada por la Santa Sede, obra de los Rabinos, que falsificaron y desnaturalizaron del mismo modo la Tradición talmúdica. Los doctores de la Sinagoga la hacen remontarse a Moisés, admitiendo al mismo tiempo que las verdades principales que contenía eran conocidas, a través de la Revelación oral de Dios, por los primeros patriarcas» (P. L. B. Drach, De l’harmonie entre l’Église et la Synagoge”, Paul Mellier edit., Paris, 1844, tomo 1, pp. XIII, XXVII).

Es útil en este punto leer cuanto escribe el Rabino convertido Drach sobre el afirmarse, junto a la verdadera, de una Cábala nueva y falseada por los Rabinos y por los Fariseos: «[existe] una Cábala verdadera y sin mezclas, que se enseñaba oralmente [y en privado, entre los doctores solamente] en la Sinagoga antigua, cuyo carácter es francamente cristiano [esto es, anunciaba a Cristo como segunda Persona de la Santísima Trinidad y como Verbo Encarnado y Redentor crucificado]. Existe una segunda Cábala, falsa, llena de supersticiones ridículas y que se ocupa también de magia y de medicina… como llegó a ser en manos de los rabinos [fariseos y saduceos] de la Sinagoga infiel [después del Jueves Santo]… Una parte notable de la Tradición, cuyo depósito había sido confiado a la Sinagoga antigua, consistía en las explicaciones místicas, alegóricas y anagógicas del Texto sagrado; en resumen, todo lo que la Tradición enseñaba sobre… el mundo espiritual (…). Esta doctrina oral, que es la Cábala, tenía por objeto las más sublimes verdades de Fe y reconducía incesantemente al Redentor prometido». (Cfr. también: R. Gougenot des Mousseaux, Le judaïsme et la judaïsation des peuples chrétiens, Paris, 1869, Henry Plon editeur, pp. 509-525). 

Indignos pero siempre Sacerdotes tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento

En el Evangelio según San Juan (XI, 45-53), se lee que Jesús había resucitado a Lázaro, muerto desde hacía cuatro días, y entonces, «muchos judíos creyeron» (v. 45). Sin embargo, otros fueron a denunciarle a los fariseos y a los Sumos Sacerdotes (vv. 46-47). Entonces, «los Sumos Sacerdotes y los fariseos reunieron al sanedrín» (v. 47) para decretar jurídicamente la condena a muerte de Jesús, que ya habían decidido en su corazón[i].

ARSENIUS OSB: LA VOZ DE FÁTIMA N° 21








Voz de Fátima, Voz de Dios Nº 21
27 de junio de 2017

Vox túrturis audita est in terra nostra”
(Cant. II, 12)


¿Qué pensaba la Hermana Lucía sobre la crisis por la que pasa la Santa Iglesia? ¿Cuál es la actitud que ella creía se debería tener ante la misma? Según algunos escritos y entrevistas supuestamente de ella, no habría sido muy firme en el rechazo de la hecatombe que asola al mundo eclesiástico. Pero ¿fueron auténticos esos testimonios escritos o hablados? Nos parece que no. Y en apoyo a lo que digo, me gustaría traer aquí un testimonio que me parece de la mayor importancia y de una confiabilidad humanamente innegable.

Se trata de las palabras de un sacerdote benedictino, muy piadoso y serio, que vivió los últimos años de su vida en el seminario de Ecône, junto con Mons. Lefebvre; que fueron recogidas por el sr. Daniel Le Roux, el cual, a su vez, es también una persona de total confianza y que vivió mucho tiempo con Mons. Lefebvre, y era muy estimado por éste, dado que compartían ambos el mismo modo de encarar la revolución en la Iglesia.

Pues bien, ese sacerdote dijo que, estando en su monasterio, viendo introducir en éste el nefasto aggiornamento, y, al mismo tiempo, sabiendo de la creciente fama de Mons. Lefebvre como valeroso combatiente de las innovaciones conciliares; procuró saber que pensaba la Hermana Lucía sobre el Arzobispo, pues no faltaban comentarios denigrando su recta intención y auténtica catolicidad. Para ello, nuestro monje recurrió a una pariente de la Hermana Lucía que de vez en cuando hablaba con ella. Después de cierto tiempo, llegó la respuesta: "Él (Mons. Lefebvre) es el único obispo que ve claramente hoy", dijo la Hermana Lucía.

Esto ocurrió alrededor del año 1970. Quisiera resaltar que esas palabras no empañan a nuestro ínclito Mons. Antonio de Castro Mayer ni otros buenos prelados que había también en aquella época, sino que se explican simplemente porque estos otros obispos eran menos conocidos y su posición no llegó al conocimiento de la Hermana Lucía. De todos modos, queda ahí un testimonio que me parece podría ayudar a muchos a ver que los tradicionalistas que consideran la posición de Mons. Lefebvre el modo más correcto de reaccionar al progresismo reinante, se conforman plenamente con el mensaje de Fátima.

Quiera Dios que muchos así lo vean y, viendo, actúen de la misma manera que el Arzobispo, no pactando en modo alguno con los mayores enemigos de Nuestro Señor y de Su Iglesia: los progresistas-modernistas-liberales.
                                                     
Arsenius                 
                                                 
U.I.O.G.D


COMENTARIOS ELEISON - VERDAD HISTÓRICA - I



16 de septiembre de 2017

Verdad Histórica – I

Mons. Williamson





La verdad debe ser amada, luego por la razón reconocida,
Y luego, a tiempo y a destiempo, debe ser defendida.

La Escritura dice (II Tes. II, 9–10) que la venida del Anticristo “cuya aparición es obra de Satanás […] y con toda seducción de iniquidad para los que han de perderse en retribución de no haber aceptado para su salvación el amor de la verdad. Y por eso Dios les envía poderes de engaño, a fin de que crean la mentira, para que sean juzgados todos aquellos incrédulos a la verdad, los cuales se complacen en la injusticia”. Cada palabra necesita ser pesada.

Hacia el fin del mundo, del cual con seguridad se puede decir que debe incluir el siglo 21, el malvado Anticristo engañará a las almas que se dirigen al Infierno, y ellas se dirigen al Infierno porque no aceptan el amor de la verdad el cual aceptarían si se dirigieran hacia el Cielo. Porque ellos no amaron la verdad, Dios los castigará con los poderes de engaño, con el resultado de que ellos creerán en un fardo de mentiras. De esta manera, todos aquellos atraerán el juicio sobre sí mismos, quienes en lugar de amar, buscar, encontrar y creer en la verdad han consentido en participar en el malvado mundo de mentiras fabricado por el Anticristo y sus agentes (quienes pueden ser llamados “anticristos” con “a” minúscula), para poblar el Infierno.

Noten cómo la condenación generalizada de los últimos tiempos comienza no con el rechazo de la verdad sino con el rechazo del amor de la verdad. El mundo de mentiras fabricado por los políticos y medios de comunicación de hoy en día, unos “poderes de engaño” como nunca antes, es tal que yo puedo percibirlo como si ni siquiera existiera una verdad que rechazar, pero si me niego a desesperarme y si con un corazón recto hago una búsqueda de esa verdad la cual sé que no está a mi alrededor, Dios se asegurará de que la encuentre (Mat. VII, 7–8). Por otro lado, si yo conozco una verdad importante y la desdeño, Dios no estará conmigo. Sigue un ejemplo que hoy podría venir de cualquier parte en Occidente:

jueves, 14 de septiembre de 2017

LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ




"Nosotros debemos gloriarnos
en la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo,
en quien está nuestra salud,
nuestra vida y nuestra resurrección,
y por quien hemos sido salvados y redimidos."


(San Pablo a los Gálatas, 6, 14)

UN SUTILÍSIMO EGOÍSMO






Del libro “La Evolución Mística”, P. Juan González Arintero O.P.,
BAC, 1959, p. 453:


El Padre Arintero da en el clavo, con su breve nota comentando a Taulero. Nos parece encontrar quizás el argumento más fuerte que nos advierte el por qué está cayendo la FSSPX.


Habla de “un sutilísimo egoísmo”, que produce esas defensas ciegas, fanáticas y descabelladas de la Fraternidad, esas propagandas y publicidades desmesuradas y constantes, un autoelogio incansable, una promoción y búsqueda de reconocimientos celosísimos. La Fraternidad se la pasa hablando de sí misma, realizando videos y películas publicitarios, organizando peregrinaciones que por supuesto deben estar bien filmadas y fotografiadas para ser profusamente exhibidas. Todo tiende a la propia promoción y exhibición, especialmente ante los ojos de los Romanos. La rica, multitudinaria, grande, expansiva, imbatible Fraternidad, multiplica los medios para exteriorizarse.  Alabanzas que pueden ciertamente llevar a Roma, pero no al cielo. Allí nos conduce sólo la Cruz. "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y cargue con su cruz, y sígame" (Mt. 16,24)



martes, 12 de septiembre de 2017

12 DE SEPTIEMBRE - EL SANTÍSIMO NOMBRE DE MARÍA




LOS TEMPLOS ¿Y LA FE?






Es recordada aquella frase de San Atanasio, cuando escribía desde el exilio a sus fieles, en tiempos en que el arrianismo había ocupado casi toda la Iglesia: Ellos tienen los templos, pero vosotros tenéis la fe.

Recordemos un fragmento de esa  Carta  de San Atanasio textualmente:

“Ellos entonces poseen los templos. Vosotros en cambio la tradición de la Fe apostólica. Ellos, consolidados en esos lugares, están en realidad al margen de la verdadera Fe, en cambio vosotros, que estáis excluidos de los templos, permanecéis dentro de esa Fe. Confrontemos pues qué cosa sea más importante, el templo o la Fe, y resultará evidente desde luego, que es más importante la verdadera Fe. Por tanto, ¿quién ha perdido más, o quién posee más, el que retiene un lugar, o el que retiene la Fe?”

Con el Vaticano II los modernistas, como en su momento los arrianos, pero aún con más astucia y poder, ocuparon la Iglesia y se quedaron con los templos, haciendo que los defensores de la verdadera fe católica tuvieran que refugiarse en pequeñas capillas, en improvisadas iglesias en casas particulares, casi en catacumbas.

Hoy en los templos antiguos de la Cristiandad, quedan cautivos los cuerpos de los santos y mártires, y es posible que Nuestro Señor cuando las misas sean válidas. Debemos venerarlos y venerar tales lugares que representan lo que ha sido la cristiandad. Pero, sepamos que esa Tradición está en la cautividad, en medio de la batahola modernista que cambió e inventó una nueva misa para agradar a los herejes protestantes, de unos delincuentes que se han apoderado de los medios de la gracia para desviarlos de su fin, falsificando la verdadera religión católica.

Para los modernistas conciliares la Tradición debe ser desterrada. Su interés por la Tradición se reduce a tenerla domesticada en un rincón, hasta hacerla morir de inanición, o por la inercia y por la presión misma el ambiente liberal. Cuando la Tradición admite convivir con aquello que la niega, poco a poco va perdiendo su fuerza, como quien pretende respirar en una cueva cerrada donde no circula el aire, éste poco a poco se envicia y el oxígeno se acaba.

Veamos la Tradición en la mirada modernista, conviviendo con la modernidad, en estas solas imágenes que tomamos recientemente durante un paso por Roma (Nuestra Sra. de la Consolación y San Pablo extra-muros):



UN PASO IMPORTANTE HACIA EL ACUERDO TRAIDOR: LA FSSPX PARTICIPARÁ EN UNA "REUNIÓN DE TODAS LAS FRATERNIDADES SACERDOTALES TRADICIONALISTAS MÁS IMPORTANTES DEL MUNDO"


COMENTARIO PREVIO SYLLABUS:

Diremos algo que parecerá obvio, pues el mismo video promocional nos lo sugiere en su inicio y su final: esta reunión será “puro humo”. La película promocional es venta de humo (por más buenas intenciones que la motiven). Tiene más solidez la cruzada demoledora de los liberales y modernistas conciliares, que esta supuesta cruzada de tradiliberales que siguen sin animarse a ir de frente diciendo toda la verdad y combatiendo a los modernistas conciliares como lo hiciera Mons. Lefebvre, afrontando todas las consecuencias (castigos) que vinieren. El mismo video promocional (producto de la mentalidad publicitaria yanqui, que hoy publicita a los campeones de la "Tradición" y mañana puede hacer lo mismo con los "X-Men", algo dijimos recientemente sobre esta clase de videos, acá) demuestra que no entienden el problema de fondo: hacen un contraste maniqueo entre las aberraciones modernistas –sobre todo en materia litúrgica- y las bondades de la Iglesia de los años ’40 y ’50. Pero, precisamente, aquello era una cáscara que cubría unas raíces que ya se estaban pudriendo pues el modernismo había atacado el árbol hacía mucho tiempo. Había ya una falsificación pues fue obvio que no tenía raíz, ya que con la tempestad del Vaticano II, casi nada quedó en pie. No estaban edificados sobre roca, sino sobre un triunfalismo que escondía el germen farisaico. Por eso si se quiere contrastar el desastre actual de los modernistas, se lo debe contrastar con el ejemplo de los santos y mártires –nada abiertos al lenguaje publicitario-, aquellos simples y sencillos, aquellos grandes fundadores de Órdenes, aquellos contemplativos y mortificados que hicieron grande a la Iglesia. Son los que buscaron primero “el reino de Dios y su justicia”; lo otro vino como añadidura. Ahora estos tradiliberales buscan la añadidura, pero para llegar al reino de Dios y la santidad hay que sumergirse hasta el fondo y desde allí sostener la verdad completa y sin compromisos con el liberalismo y con el fariseísmo. Que hagan una reunión pero acusando al concilio, como hizo Mons. Lefebvre; que tengan por lectura obligatoria “El liberalismo es pecado”, de Sardá y Salvany; que coloquen como eslogan aquellas palabras de Mons. Ezequiel Moreno: “El liberalismo es pecado”; que condenen el Novus Ordo; que proclamen que hay que pelear por el Reinado Social de Jesucristo, y que digan quiénes son sus enemigos. Entonces empezaremos a creer que están en el buen camino, un camino que lleva a la Roma eterna, y no a la Roma conciliar y modernista de los últimos seis pontífices. Entonces esas buenas intenciones y esos esfuerzos estarán bien conducidos, y no destinados a ser solamente humo.



Fuente: THE REMNANT (subrayado, énfasis con negrita y comentarios en color rojo, añadidos por NP).





"Por primera vez en la historia, algunos obispos así como representantes de todas las fraternidades sacerdotales tradicionalistas [ahora pretenden hacernos creer que esos cómplices en la destrucción de la Iglesia que son los grupos liberales moderados en "plena comunión" con el demoledor Francisco; ¡también son verdaderos "tradicionalistas"!] más importantes en el mundo (incluyendo a la FSSPX y a la FSSP), así como periodistas de ambos lados del Atlántico, estarán juntos en un fin de semana de conferencias para discutir la defensa unida y de principios de la Santa Madre Iglesia. Esto NO es una versión tradicionalista de falso ecumenismo[¡gracias por la aclaración!] Hay todavía problemas serios entre los participantes de esta conferencia [Pues, por lo visto, ya no son tan serios... Lo ciertamente escandaloso, lo gravísimo es que una congregación como la FSSPX, que todavía se dice fiel a su vocación antiliberal y a su fundador, Mons. Lefebvre; acepte ponerse en un plano de igualdad con grupos liberales del ala derecha (conservadores) y prestar a éstos una colaboración a todas luces ilícita]. De cualquier modo, esta es una reunión de católicos serios que se dan cuenta que la Iglesia está sufriendo su peor asalto de la historia, y por lo tanto requiere que todos sus hijos e hijas se levanten en su defensa.

El 27 de octubre en Weirton, WV (a minutos del aeropuerto de Pittsburg, cerca de Steubenville, OH), tendrá lugar esta conferencia que hará historia. ¡Tomemos nuestra Iglesia de nuevo! Visite por favor el sitio web The Remnant para la lista completa de los conferencistas y para registrarse en línea. Sólo quedan 30 lugares."

sábado, 9 de septiembre de 2017

EL GOLPE MAESTRO DE FRANCISCO, EL GOLPE FINAL PARA LA FSSPX






“El clero moderno, para salvar la institución, trata de desembarazarse del mensaje”, escribió Nicolás Gómez Dávila.

Podemos decir hoy esto en otra forma: “El clero de la FSSPX, para salvar la institución, trata de desembarazarse del mensaje”.

Esto es: dejar de lado el mensaje de Mons. Lefebvre de permanecer alejados de la iglesia conciliar para seguir siendo católicos.

Acaba de producirse lo que parece ser el golpe definitivo de los modernistas para integrar a la FSSPX a la Roma conciliar, con el fin de desintegrarla.

“Ceder para vencer” es uno de los principios que rigen el Judo. Se trata de utilizar la fuerza del rival para batirlo desequilibrándolo: el rival cree que lleva las de ganar, pero de pronto es vencido por el propio impulso que lleva, utilizado en su contra.

Los modernistas, particularmente Francisco, han usado esa hábil táctica con la FSSPX: ceder para vencer. Y así lograron atraerla hacia sí, hacia su propio terreno, aquel donde los romanos son más fuertes.

Recientemente un artículo de un acuerdista de la FSSPX (el P. Knittel) decía que con Francisco Roma había impuesto “una lógica del apaciguamiento”.

En realidad Francisco aplica esa lógica para la Fraternidad, con el fin de apaciguarla, cosa que ha conseguido.

Pero los modernistas y liberales no se apaciguan y no dejan de estar en guerra con la verdadera fe católica. Por eso, este apaciguamiento unilateral, con disfraz amistoso y diplomático, no ha tenido otro fin que volver inofensiva a la Fraternidad.

Hoy comprobamos plenamente -¡en la misma Roma!- el exitoso resultado.

Así es como el ratón tradicionalista, siguiendo el olor del queso romano, entró finalmente en la casa del gato.

Estos son los hechos recientes: la FSSPX organizó una multitudinaria peregrinación a Fátima, y los dos distritos de América del Sur continuaron la misma hasta Roma. Y en Roma Francisco les cedió varias de las más importantes basílicas para que los sacerdotes de la FSSPX celebrasen misa: San Lorenzo, San Marcos, San Sebastián en las Catacumbas, San Pietro in Montorio, San Salvatore in Lauro, Santa Praxedes, San Giovanni Rotondo (fuera de Roma).

Así ahora la FSSPX parece haber entrado triunfalmente a Roma con la misa tridentina. Ha comenzado a desmoronarse la Roma conciliar. Ahora puede cantar victoria.

¿Victoria?

Pero, ¿Francisco y los modernistas se están convirtiendo a la Tradición?

No. Francisco detesta la Tradición. Francisco es cien por ciento modernista, ecumenista y judaizante. Francisco es un demoledor blasfemante. Y Francisco acaba de decir que “la reforma litúrgica es irreversible”.

¿Entonces?

Entonces Roma permite que algunos celebren la misa tridentina en sus iglesias y basílicas a cambio de…el silencio.

Roma modernista tolera a la FSSPX mientras la FSSPX tolere a Roma modernista. Esto es: mientras no la cuestione, mientras no la denuncie, mientras no la combata. Mientras la deje seguir con sus desquicios conciliares y su agenda de la ONU. Mientras calle.

Es decir, mientras la FSSPX tolere lo que no sólo no debería tolerar, sino que debería combatir.

Celebrar hoy la misa tradicional en Roma, tiene un precio.

La FSSPX está dispuesta a pagar ese precio. Y lo pagó.

Asistimos a una “lógica del apaciguamiento”. ¿No acaba de deplorar débilmente la Fraternidad, que “El Papa Francisco se distanció visiblemente de una de las intenciones formuladas por el Motu Proprio Summorum Pontificum: “debe servir como un enriquecimiento mutuo entre las dos formas del rito, mejorando, por un lado, la santidad y verticalidad de la forma pre-conciliar, y por otro, resaltando la riqueza de las escrituras y la participación de los fieles en la forma post-conciliar”? (acá)

¿No acaba de decir la Fraternidad que la única diferencia entre la misa verdaderamente católica y la misa bastarda del concilio, tiene que ver con la “seguridad” que una y otra aportan: “Sea como fuere, entre la reforma y la reforma de la reforma, el rito tradicional, o la Misa de San Pío V, sigue siendo la forma más segura de rendir a Dios el culto que le es debido en toda justicia, en un espíritu de adoración y verdad” (acá).

No se trata ya de combatir los errores modernistas, con el riesgo de ser “excomulgados” (eso era en tiempos de Mons. Lefebvre, ¿qué se creen?) sino de aportar una mirada positiva para que haya un enriquecimiento mutuo.

Ya no es tiempo de ser intolerantes.

Tolerancia es un principio fundamental de la Masonería.

Francisco tolera a Lutero y a los musulmanes, tolera a judíos y homosexuales. Francisco tolera ahora a los católicos tradicionales. En el poliedro bergogliano entra toda la “diversidad reconciliada”. Porque lo importante es “la cultura del encuentro”…

¡UNA ESCUELA DE LA FSSPX EN INGLATERRA PROMUEVE EL PECADO IMPURO!






La Escuela San Miguel de la FSSPX en Inglaterra publica un increíble texto titulado “Herramienta-semáforo de conducta sexual Brook" (*)Abajo ponemos los enlaces respectivos para que los lectores que lo deseen puedan acceder a su lectura directa (en inglés). 

Pues bien, lo que ahí se dice es tan asqueroso y escandaloso que no podemos transcribirlo en esta entrada. Sí podemos explicar lo siguiente, sobre todo para los que no leen Inglés: en ese texto se orienta sobre diversos comportamientos poniendo tres columnas paralelas, una verde, una amarilla y otra roja ("seguro y saludable", "potencialmente no seguro o no saludable", "no seguro o no saludable"). Cita (pgs. 30, 31 y 32): "¿Qué es un comportamiento verde? Los comportamientos verdes reflejan un desarrollo sexual seguro y saludable. Éstos se muestran entre niños o jóvenes de edad o capacidad del desarrollo similar y que reflejan curiosidad natural, experimentación, actividades consensuales y elecciones positivas. ¿Qué puede hacer usted? Los comportamientos verdes proporcionan oportunidades para dar retroalimentación positiva e información adicional. Los comportamientos verdes:" [¡sigue una enumeración de diversos pecados mortales contra la castidad!]

¿Se volvieron enteramente locos en la Neo-FSSPX? En la página 1 de este documento se aclara que esta Política, Procedimiento y Orientación sobre la Protección Infantil es revisada anualmente y aprobada por el Superior del Distrito de la Fraternidad San Pío X (SSPX)” (!!!). 

¿Qué explicación podrá dar la FSSPX sobre este gravísimo escándalo? ¿Que han debido cumplir exigencias legales? ¿Que de no poner esa porquería infernal, el Estado decretaría el cierre del colegio? Responder algo como eso equivale a afirmar que San Pablo se equivocó cuando enseñó, en Rom 3,8, que nunca es lícito hacer el mal para conseguir el bien; que toda la moral que enseña la Iglesia se funda en bases falsas, que la Iglesia miente, y que -en definitiva- Dios nos engañó. 

Los enlaces:

Página oficial de la Escuela San Miguelhttp://fsspx.uk/en/st-michaels-school-homepage

Una vez allí, haga clic en School policies table”. El documento “Política de Protección Infantil” es el octavo de arriba para abajo.

Para ingresar directamente al documento:
http://www.sspx.co.uk/sMS%20CPP%2017.07.16.pdf 
_________________________

(*): Brook, es una famosa organización inglesa dedicada a dar "orientación" sexual y a promover el aborto, la contracepción y la ideología de género. Ver sitio web.


¡Ah!, por cierto: "NADA HA CAMBIADO EN LA FSSPX"


[ACTUALIZACIÓN 11-09-17: EL DOCUMENTO YA NO ES VISIBLE EN LOS LINKS QUE APARECEN EN ESTA ENTRADA. PARA VERLO, ENTRE ACÁ.]

NON SERVIAM


Visto acá

COMENTARIOS ELEISON - ¿ALIADO BENEVOLENTE? - II




Número DXXX (530)
09 de septiembre de 2017

¿Aliado Benevolente? – II

Mons. Williamson




Su Excelencia, lea, y usted descubrirá
¡Cómo los villanos tienen una villana influencia total!

Cuando el año pasado Monseñor Athanasius Schneider de Astana en Kazakhstan en una entrevista con Adelante la Fe expresó muchas opiniones en concordancia con la Tradición Católica y con las posiciones tomadas por Mons. Lefebvre, estos “Comentarios” (498, 17 de enero de 2017) preguntaron si él era un verdadero aliado de la Fraternidad del Arzobispo. En julio de este año él autorizó la publicación de un artículo expresando sus opiniones aún más católicas y de apoyo a la Tradición. Si él no era un verdadero aliado, ¿se ha convertido en uno? Para responder esta pregunta, uno debe distinguir: subjetivamente, su corazón está en el lugar correcto porque él quiere salvar almas por la fiel aplicación de la Tradición inmutable, pero objetivamente su mente todavía no llega hasta el fondo, porque él todavía piensa, o dice que piensa, que la intención del Vaticano II no era crear una nueva Iglesia. Pero, Su Excelencia, Nuestro Señor dijo que por sus frutos los conoceréis. ¿Y los frutos del Vaticano II? ¡La Neo-iglesia!

Así, mucho de lo que Mons. Schneider dice esta vez acerca de la Tradición Católica es doctrina católica, completamente cierta. Por ejemplo (párrafo 6), la Tradición es el criterio con el cual se juzga toda doctrina posterior, y (8) en caso de duda planteada por ambigüedad o novedad, la Tradición tiene la prioridad. Hay ambigüedades y novedades del Vaticano II que chocan con la Tradición (10), y la “Hermenéutica de la Continuidad” es insuficiente para resolver el choque. Desgraciadamente (19), por 50 años una Nomenklatura (burocracia de estilo Comunista) dentro de la Iglesia ha usado las ambigüedades del Vaticano II para distorsionar la intención original del Concilio y para crear una nueva iglesia, de estilo protestante y relativista. Hoy está en su clímax (20) el uso de las ambigüedades objetivas del Concilio y sus desviaciones de la Tradición para bloquear toda discusión al declararlas “infalibles”. Pero esta “infalibilización” del Concilio debe detenerse (22), y dar paso a la discusión teológica abierta y libre, a la cual (24) una FSSPX canónicamente reconocida podría realizar una contribución valiosa. Sólo la verdadera doctrina es verdaderamente pastoral, y sola para la salvación de las almas es la voluntad de Dios. Hasta aquí el último artículo del Obispo.

Pero, Su Excelencia, ¿qué lo hace tan seguro de que la intención original del Concilio no fue crear una Neo-iglesia neoprotestante? ¿Usted piensa que las ambigüedades no fueron deliberadas? ¿No ha leído, por ejemplo, cómo el P. Schillebeeckx admitió que estas fueron plantadas como bombas de tiempo, para ser detonadas después del Concilio? Tal vez muchos Padres del Concilio podían decir después del Concilio, como Guillermo II de Alemania después de la Primera Guerra Mundial, “Ich habe es nicht gewollt”, Yo no la quería. Pero ciertamente no todos de entre los Padres del Concilio no querían la Neo-iglesia, y los que “mueven los hilos” la querían. Usted no puede pensar que la “nueva iglesia”, como usted mismo la llama, ¡salió del Concilio por accidente! Estudie libros acerca del Concilio, como El Rin desemboca en el Tíber por Ralph Wiltgen. El Concilio fue una lucha épica, y los Católicos perdieron.